Practicar el Discernimiento en Tiempos de Pandemia

Autor: Peter Dusicka, SVD
Tema: Value of Praise, Believe in People
Idioma: Inglés, Español

Dirigiéndose a Dios, el Papa dijo: “No es el momento de tu juicio, sino de nuestro juicio: un tiempo para elegir lo que importa y lo que pasa, un tiempo para separar lo que es necesario de lo que no es. Es un tiempo para volver a encarrilar nuestras vidas con respecto a ti, Señor, y a los demás. . .” Encontré estas palabras como una invitación a practicar el discernimiento, es decir, a reflexionar sobre las experiencias y eventos de mi vida y a entablar conversación con Dios. Esto tiene el propósito de descubrir las señales de la presencia amorosa de Dios contra todo pronóstico y en medio de todos los problemas, y para reenfocar mi vida en las cosas que le importan a Dios y a las personas. Quiero compartir con ustedes dos experiencias que me llevaron a apreciar una vez más algunos valores olvidados.

Valor de la alabanza

Durante las pruebas masivas para COVID-19 en octubre de 2020, nuestra Casa de la Misión en Bratislava se ofreció como lugar de prueba. Cinco de nuestros cohermanos también se ofrecieron como voluntarios para ser parte de un equipo de prueba. Los otros voluntarios del equipo incluían a Daniel, un conocido pastor bautista. Se le asignó sentarse en el mostrador de registro junto con nuestro cohermano el P. Tomas. Una vez terminada la prueba, me agradeció por poder experimentar de cerca y en persona cómo vivimos y trabajamos “los otros hermanos en Cristo”, nosotros, los Misioneros del Verbo Divino.

La experiencia del pastor Daniel lo inspiró a escribir un artículo publicado en un boletín popular. Compartió lo asombrado que estaba, no solo con la atmósfera positiva general en el equipo, sino también con la personalidad cálida y abierta del P. Tomas. Se encontraba con las personas que se acercaban a los mostradores de registro mientras presentaban sus identificaciones. Tomas sonreía y los saludaba por sus nombres.

Muchas de estas personas que acudían a las pruebas estaban molestas y cansadas después de hacer largas colas durante dos o tres horas. Esta cálida bienvenida de Tomas cambiaba su actitud. El pastor Daniel quedó impresionado por lo familiarizados que estábamos con la gente del vecindario. Sintió que Tomás y el resto de la comunidad habían establecido una estrecha afinidad con las personas que nos rodeaban.

El artículo estaba lleno de elogios para los SVD. Esto fue muy alentador para mí. Sin embargo, admiro aún más la capacidad del pastor para expresar agradecimiento y alabanza. ¿Con qué frecuencia experimentamos algo profundamente conmovedor o alentador, pero descuidamos agradecer a la persona o expresar nuestra más sincera alabanza? ¿No sería una señal de nuestra transformación no dejar pasar desapercibidos los signos positivos? ¿No sería una expresión de renovación cuando de buena gana y sin vergüenza, expresamos nuestro más sincero agradecimiento y alabanza con más frecuencia? ¿Hay alguien a quien le debo mi agradecimiento y gratitud?

El valor de pensar bien de las personas

Antes de Navidad, hice una larga cola frente a la oficina de correos repleta de gente. Estuve allí para enviar mis tarjetas de felicitación de Navidad a algunas personas mayores. Después de esperar un rato, fue mi turno de entrar. En ese momento apareció una mujer mayor. Ella no ocupó el último lugar en la cola, sino que  llegó directamente a donde yo estaba parado. Me explicó que tenía algo urgente y me preguntó si podía entrar antes que yo.

Como había alrededor de seis personas en la cola detrás de mí, le dije a la señora que preguntara a los demás. Ella lo hizo, pero ellos no aceptaron su razón. Al ver que los demás no estaban dispuestos a dejarla entrar, le ofrecí mi lugar a la dama y ocupé el último lugar de la cola. Sin embargo, con esta rápida reacción mía, se estaba desarrollando una historia dramática. Después de un rato, un hombre detrás de la columna se volvió hacia mí y se disculpó por su vacilación. Me pidió que regresara a mi lugar original. Estaba renuente. Pero para mi sorpresa, todos los demás se unieron a él para pedirme que recuperara mi puesto. Así que fui y estaba muy agradecido con todos ellos. Todo sucedió en poco tiempo. ¡Hace dos minutos, no me hubiera imaginado que estaba en medio de gente de buena voluntad! Lo que sucedió fue un milagro navideño para mí.

Estamos acostumbrados a pensar críticamente y a no confiar demasiado en las personas para evitar decepciones. Sin embargo, lo que sucedió debe ir precedido de pensar bien de la gente. Esto genera una confianza tan necesaria en este momento. También crea un contexto positivo para nuestra propia vida. La gente es mejor de lo que pensamos. ¿No sería el momento adecuado para que revisemos nuestros prejuicios contra los demás?

———-
El Padre Peter DUSICKA, nacido en Nitra, Eslovaquia, es un Misionero del Verbo Divino. Se hizo cargo del ministerio parroquial de 1990 a 1994, trabajó en la formación de 1994 a 1998, de 1998 a 2000 y realizó estudios en el IRF (Instituto de Formación Religiosa) en Chicago. De 2000 a 2004 fue maestro de novicios en la provincia de Eslovaquia. Fue provincial desde 2004-2010 y colaborador del Centro de Espiritualidad Arnoldo Janssen de 2010-2013. De 2013 a 2019 fue coordinador de zona de EUROPA. En 2019 fue designado por el Generalato como coordinador del área de espiritualidad.

2 respuestas

  1. Sr. Margaret Anne Norris, SSpS says:
    June 23, 2021 at 02:55

    thank you for sharing, Fr. Peter! A very good lesson for all of us and helpful personal examples.

  2. I love this story so well told by a devoted priest of so many years that I had the honor of working with and knowing briefly in Henderson LA. Where he served as pastor for Our Lady of Mercy Church . He also wasn’t afraid to roll up his sleeves and work hard side by side with volunteers to help our now PARISH Hall. I was asked by the Church secretary who is also a good friend of mine that when he was looking for someone to look over his homilies for needed corrections she suggested me as being named Outstanding Graduating Senior in English from our local University known then as USL . But after reading one homily it was abundantly clear that he wrote Englush splendidly and little more than an occasional fine tuning was due . However in the relation of stories of his home and country I was the one to learn about great Faith , and come to know the epitome of a great priest who took every vow very seriously . His work I knew whetever he went would bear good fruit . What a blessing and honor it was and still is since I have copies of the homilies he wrote and these lessons of faith taught over 20 years still vivid in memory as he remains in my prayers. He may remember my son Jon Melancon who was about 3 at the time now is 27 and a graduate of Penn State Law School on a full academic scholarship
    My Facebook profile is under Felicity Bowmaker for personal reasons . My email is my pharmacy’s email that I’m sure or hope he remembers too .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ES

Welcome!
Sign up to receive new content in your inbox.
The subscription is a multistep process, so please check your email after you submit the form and follow the instructions.

We promise we’ll never spam! Take a look at our Privacy Policy for more info.

¡Bienvenido!
Suscríbase para recibir nuevos contenidos en su bandeja de entrada.
La suscripción es un proceso de varios pasos, así que revise su correo electrónico después de enviar el formulario y siga las instrucciones.

¡Prometemos que nunca haremos spam! Echa un vistazo a nuestra Política de Privacidad para más información.