No yo, sino el Señor

Autor: Equipo Editorial
Tema: Fiesta de San Arnoldo Janssen
Idioma: Inglés, Español
Arnold Jannsen dead, prepared for the funeral
Arnold Jannsen dead, prepared for the funeral

Celebramos los 112 años del regreso de nuestro Padre y Fundador, San Arnoldo Janssen a la casa del Padre. Terminaba así el trayecto de toda una vida entregada a un gran sueño misionero. Al partir, nos dejó como legado tres familias misioneras. Actualmente, un gran número de laicas y laicos comparten el mismo carisma. Que las palabras del obispo Drehmanns en el día de su funeral nos sirvan de inspiración:

“Hemos enterrado a un hombre justo. Que el buen espíritu, el espíritu de fe y de oración y sacrificio que vuestro venerable Fundador implantó e inculcó en su Sociedad, permanezca siempre vivo en ella. Entonces su trabajo nunca morirá”.

Sigamos con coraje la tarea de seguir impregnando nuestra sociedad con las semillas del Evangelio, para que los frutos sean abundantes. Que el espíritu de humildad del Fundador, a lo largo de su vida, sea la brújula de nuestro compromiso misionero: “No yo, sino el Señor …”

“Esta viña, queridos cohermanos, es nuestra Congregación y todos los territorios a ella encomendados. La mano de Dios plantó y cuidó esta viña; el Señor le da el sol, la lluvia y el crecimiento. Personalmente no me puedo atribuir nada, sino solamente una débil colaboración, y ni siquiera esto por mi propia capacidad. Tampoco la idea proviene de mí, ni la firme constancia en medio de grandes dificultades, ni la poderosa ayuda en la realización, el ánimo en medio de la general desconfianza. No yo, sino el Señor….”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ES

Welcome!
Sign up to receive new content in your inbox.
The subscription is a multistep process, so please check your email after you submit the form and follow the instructions.

We promise we’ll never spam! Take a look at our Privacy Policy for more info.