P. Arnoldo - El Comunicador

Autor: Jurgen Ommerborn, SVD
Tema: Generación Fundadora, Dimensión Verbita
Idioma: Inglés, Español
Editorial: Secretariado Arnoldo Janssen
A- EL P. ARNOLDO Y LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN EN SU TIEMPO

Me han pedido que hable sobre cómo y por qué el Padre Arnoldo aprovechó los medios de comunicación disponibles en ese momento.
Al observar su vida, vemos que comenzó su trabajo como comunicador, como promotor y director del Apostolado de la Oración.

I. LOS MEDIOS AL SERVICIO DEL APOSTOLADO DE LA ORACIÓN

Durante la mayor parte de su vida, el P. Arnoldo estuvo en el negocio de la comunicación; en realidad, su participación en la comunicación comenzó con su trabajo como promotor y director diocesano del Apostolado de la Oración. Y allí fue un comunicador de gran éxito. Apoyó su trabajo al servicio del Apostolado a través de pequeños folletos y folletos de oración.
Estas son algunas de sus publicaciones:
Escribió un pequeño folleto titulado “Asociación del Apostolado de la Oración para Alentar la Oración de petición al Corazón Adorable de nuestro Salvador Jesucristo.” Después de una introducción histórica, siguió una sección sobre la oración intercesora en unión con Cristo, para promover el honor de Dios y la salvación y la santificación de la humanidad.

Luego continúa explicando qué es el Apostolado, enumera las indulgencias que las personas pueden obtener y concluye con una selección de oraciones.
El folleto se publicó simultáneamente en Düsseldorf para el norte de Alemania, en Friburgo de Herder para el sur de Alemania y en Innsbruck para Austria. La primera edición de 5.000 copias se vendió en un año, siguió una segunda edición de 15.000 y varias más. Esta no fue su única publicación. En total, publicó y vendió unos 400.000 folletos de oración y folletos al servicio del Apostolado de la Oración. Todos los gastos de las publicaciones que él mismo pagó.

Incluso después de que el Padre Arnoldo fundara la casa misional en Steyl, continuó publicando pequeños folletos de oración, como un folleto de San José en 1884 con oraciones a San José. En 1908, se publicó una duodécima edición de este folleto.

Otro folleto especial de oración antes de la fundación de Steyl, que se extendió por toda la Europa de habla alemana, explicaba la oración del rosario y sugería cinco intenciones especiales, una para cada una de las cinco decenas. El razonamiento detrás de la idea fue bastante simple. El rosario es una de las oraciones católicas más familiares tanto en la comunidad parroquial como en el hogar. Si a los fieles se les enseña a estar conscientes de las necesidades de los demás en sus oraciones, estarán menos preocupados por sus propios intereses egoístas, y gradualmente adquirirán una preocupación desinteresada por los demás, un amor sincero al prójimo.
Cuando miramos estas intenciones vemos que estaban realmente al servicio de la evangelización:
Las cinco intenciones no estaban directamente relacionadas con los misterios como tales. Durante la primera decena, la intención fue “la extensión del amor y reino de Dios en la tierra”. La segunda fue para los misioneros, sacerdotes y obispos de la santa Iglesia, que el Señor los bendiga y los llene con celo por la salvación de las almas. La tercera intención era la conversión de los pecadores, el consuelo de los afligidos, la asistencia a los necesitados y oprimidos, y el progreso de la virtud en el justo. El cuarto “para que Dios bendiga a las familias, comunidades, instituciones y casas de religiosos, para que todos puedan servir a Dios en paz y obtener la felicidad eterna”. El quinto “para el triunfo de la causa de Dios sobre sus enemigos en todas partes, y para que los errados puedan regresar al fondo de la santa iglesia”.

Nuestro fallecido historiador, el p. Bornemann escribe: A través de sus esfuerzos por promover el Apostolado de la Oración y la intercesión desinteresada a través del rosario, y por su propia oración por las grandes intenciones de la Iglesia, el maestro de escuela en Bocholt había desarrollado una perspectiva verdaderamente católica [mundial, universal]. Bornemann, transl. John Vogelgesang, Arnold Janssen, Manila, 1975, p 35).

II. EL PEQUEÑO MENSAJERO DEL SAGRADO CORAZÓN
  1. Razones para la creación de la revista

El trabajo del P. Arnoldo al servicio del Apostolado le hacía sentirse cada vez más insatisfecho con la enseñanza en el pequeño Bocholt. Él estaba interesado en el mundo entero. Publicar con éxito tantos fascículos y folletos de oración le habían dado el gusto por la comunicación.
En 1873 decidió dejar su trabajo como profesor de secundaria. Y su nueva ambición en la vida fue:
“Estaba imbuido de la idea de hacer más por el bienestar espiritual de la Iglesia y especialmente las misiones extranjeras. Pero debido a la apretada agenda y, en particular, a las asignaturas que tenía que enseñar (ciencias, física, matemáticas y francés), había pocas oportunidades para estas actividades. Quería tomar una posición en la que pudiera hacer esto; eso significaba renunciar al trabajo en Bocholt. Mi intención en particular era encontrar el momento de publicar una revista popular mensual para promover la oración y la participación en las grandes intenciones del Divino Salvador, especialmente la propagación de la fe (Alt, Journey in Faith, p.41), que es la evangelización. Quería convertirse en un evangelizador de tiempo completo a través de los medios.
Después de algunas búsquedas terminó como capellán y profesor de reserva con las Hermanas Ursulinas en Kempen, el hogar del famoso Thomas of Kempen, el autor del Imitatio Christi.

  1. P. Arnoldo, editor, escritor, encargado de ventas y contador

Y aquí en Kempen se convirtió en un evangelizador a tiempo completo a través de la comunicación: su empresa de comunicación era una empresa de un solo hombre. Fue escritor, editor, gerente de ventas. La revista fue impresa en Paderborn. Llamó a su revista Kleiner Herz-Jesu-Bote; Había tomado prestado el nombre de la revista del Apostolado de la Oración: Mensajero del Sagrado Corazón. Él acaba de agregar la palabra “Pequeño” Pequeño Mensajero del Sagrado Corazón.

Cada edición consistiría en ocho páginas en un formato de ocho por doce pulgadas y dos columnas con un mapa o una imagen. El P. Arnoldo era el dueño de la revista, por lo tanto, todos los beneficios recayeron sobre él y también se ganó su sustento, ya que no tenía ingresos fijos.
Le dijo a la imprenta y al editor que añadieran grandes y costosas adiciones en los tres principales periódicos católicos alemanes, y agregaciones más pequeñas en una docena de pequeños periódicos, principalmente en Alemania, pero también en Tirol y Viena.
Escribió tres cartas promocionales que el impresor debía enviar a sacerdotes, casas religiosas y vendedores de libros: 2.700 copias de estas cartas fueron enviadas por correo.
Como dije en la otra charla, el contenido se enfocó en las misiones extranjeras y paganas del segundo número.

Para encontrar material para la revista que iba a aparecer mensualmente, estudió muchos libros y mapas. Estudió historia de la misión y se suscribió a una revista de misión católica francesa, la principal publicación de la Sociedad Francesa de la Propagación de la fe, fundada por Pauline Jaricot, una laica francesa.
La pequeña revista del P. Arnoldo no era la única revista de misión en Alemania, pero los jesuitas también publicaron una, y ya desde 1873. Estaba destinada al clero y a laicos altamente educados. El P. Arnoldo apuntaba a la gran masa de la gente. Después de tres meses, tenía 3.000 suscriptores. Después de pagar todos los gastos, aún obtuvo un pequeño beneficio, por lo que podría pagar el próximo gasto.

  1. Estilo de la revista

Cuando miramos el estilo de su revista, vemos que: escribió simplemente, de hecho, y sin frases finas. Y dio testimonio de su fe que irradiaba de cada página de la revista. El resultado fue que sus lectores lo apoyaron incondicionalmente a él y a su trabajo. Él mismo escribió sobre su estilo: “iMi  principio rector es siempre ser lo más inteligente e interesante posible”.

Los títulos de los artículos estaban destinados a atraer al lector. Los artículos contenían información detallada sobre datos geográficos, flora, fauna y etnología. En este contexto, dibujó una imagen clara de la vida del misionero. Todo estaba condensado, casi como en una enciclopedia.
De vez en cuando imprimía algunos artículos ascéticos dogmáticos que pasaban por la cabeza de sus lectores.
Cada tema comenzó con una oración antes de leer y terminó con una oración después de leer. Algunas personas pensaron que estaba exagerando, pero él dijo: Si solo agrado a Dios el Señor, todo estará bien.

Con sus artículos buscó despertar en su país de origen el interés en las misiones extranjeras, paganas y también en las necesidades de su tierra natal.

  1. Un suplemento misionero especial: El folleto del Rosario Viviente

Cuatro páginas para ROSARIO VIVIENTE, que había comenzado en Francia por Pauline Jaricot. El folleto contenía intenciones para las 15 decenas del rosario. Las decenas eran asignadas a 15 personas, cada una de las cuales prometía rezar una decena del rosario diariamente y se le daba una nueva intención de oración cada mes.

Estos folletos del rosario no se agregaron a la revista como algo extra, sino que formaron una sola unidad con él. Él escribió: Promovemos las misiones de la manera más efectiva logrando que las personas oren fervientemente por ellas. Es una cuestión de convertir el mundo. El mundo se convertirá si Dios lo quiere. Dios lo quiere tan pronto como la gracia es implorada. Claramente, una gran gracia no puede ser obtenida como regla excepto a través de mucha oración. “Las advertencias generales para orar son buenas y útiles. Mucho más efectivo, sin embargo, es la dirección práctica “. Quería que las instrucciones fueran tan simples como si fueran para niños. “En cierto sentido, seguimos siendo niños toda nuestra vida. Estamos más indefensos precisamente en aquellas cosas que son más importantes, la oración, por ejemplo “.

Las intenciones de las decenas cubrieron el mundo entero, tanto cristianos como no cristianos. Además, dio datos estadísticos sobre la condición religiosa en cada país, así como detalles sobre la tierra y las personas. Había un santo para cada mes, una lista de los santos del país y una serie de peticiones tipo letanía para los diversos países y para la persona que rezaba las oraciones. “Tal oración es una oración real para las misiones”, dijo; “Amplía la visión espiritual de todos los lados”.

En un año tenía 800 suscriptores de los folletos del rosario; gradualmente, el total ascendió a 1000. Incluso 20 años después, todavía publicó el COMPLEMENTO DEL ROSARIO VIVIENTE

El P. Arnoldo entregó su trabajo de editor de la revista al Padre Wegener en 1877. Tenía un estilo pulido y ofrecía una gama más amplia de temas.

El P. Arnoldo era muy consciente de la contribución que el Pequeño Mensajero había hecho en la fundación de la organización de la misión en Steyl. Y dijo claramente, sin eso, ¡no habría podido hacer tanto en tan poco tiempo!

III. LA PRIMERA IMPRENTA

En 1874 y 1875, el Pequeño mensajero se imprimió en la imprenta de San Bonifacio en Paderborn. Pero en 1875 el P. Arnoldo fue informado de que el contrato con él no iba a renovarse a fin de año. Entonces el Padre Arnoldo decidió tener su propia imprenta que comenzó a funcionar el 27 de enero de 1876. Afortunadamente, había encontrado un impresor voluntario entrenado. En la bendición de la prensa, el P. Arnold dijo:

Nuestro divino salvador señaló la palabra para la conversión del mundo diciendo:” Predica el evangelio a todas las criaturas “. En su tiempo, la palabra impresa no se conocía. En la actualidad se sabe que se practica y el diablo la usa para hacer muchas cosas malas con ella. El siervo de Jesús, por lo tanto, debe usarlo para hacer el bien con él. ¡Cuán poderosa es la palabra impresa, que a través de la prensa en una hora se multiplica por mil! Sin embargo, no es importante la multitud de asuntos impresos. Lo importante es que la palabra se lea y se ponga en práctica. … (auf der Heide, Die Missionsgesellschaft von Steyl (La Sociedad de la Misión de Steyl), p.58).

Después de la bendición, el P. Arnoldo imprimió la primera página de la edición de enero del Pequeño Mensajero.

V. THE HEILIGE STADT GOTTES (CIUDAD SANTA DE DIOS)

La publicación de esta revista fue el resultado de una oferta realizada por el editor holandés más exitoso de Hertogenbosch en los Países Bajos. Él era especialmente bueno imprimiendo imágenes. Y le propuso al padre Arnoldo publicar una revista familiar pictórica para lectores de habla alemana.

La oferta tomó al P. Arnoldo completamente por sorpresa. ¿Era tal revista compatible con el programa misionero de la casa misional (misiones en el extranjero)? Él mismo lo recordó más tarde:
“Al principio nos oponíamos bastante a toda la idea. Una de las razones principales fue que Alemania ya tenía varias revistas ilustradas. “Pero finalmente aceptó la oferta. Él razonó así: Por medio de una revista ajena a la misión, el seminario y su prensa podrían llevar la idea de la misión a círculos que de otro modo no serían fáciles de alcanzar. Y la oferta fue financieramente atractiva. El seminario puede obtener un ingreso modesto para sí mismo en lugar de depender completamente de las donaciones. ¡Con el tiempo toda la SVD obtuvo apoyo financiero del emprendimiento de impresión de la misión de Steyl!
La revista se compuso en Steyl y luego se envió a Hertogenbosch, donde se imprimió con imágenes. Era una publicación semanal de 8 páginas en un formato tan grande que no se podía imprimir en Steyl. Pero durante cinco años fue impreso en Hertogenbosch.

El primer número apareció el 6 de enero de 1878. El título podría haber sido inspirado por la Ciudad de Dios de San Agustín o por LA CIUDAD MÍSTICA DE DIOS, por una monja visionaria del siglo 17, María de Agreda.

En el primer número, el P. Arnoldo explicó a sus lectores cómo una casa de misiones cuya misión principal eran misiones extranjeras podría publicar una revista familiar para Alemania.
Él escribió: “Quien quiera difundir algo bueno, debe intentar influir en sus semejantes. Y luego debe usar los medios que de acuerdo con la situación en un momento dado parecen ser los más apropiados. La prensa es hoy uno de esos medios “.

Al publicar el “Stadt Gottes”, el P. Arnoldo, en sus propias palabras, quería hacer algo más de lo que había sucedido hasta el momento con el fin de influir en el espíritu público en Alemania para lo mejor de la religión sagrada.
El objetivo (misionero) de la “Stadt Gottes” era el mismo que el objetivo de la Asociación de San Pablo en Suiza para la promoción de una buena prensa:

“Que los puntos de vista de nuestra fe gobernarían cada vez más en el estado, en la familia y en la vida de la persona individual”.

La “Stadt Gottes” alcanzará ese objetivo a través de tres tipos de artículos. De nuevo en el primer número de la Stadt Gottes leemos:

  1. La Stadt Gottes quiere ser una revista entretenida. Por lo tanto, se esfuerza por traer buenas historias y novelas, hermosos grabados y dibujos de la vida cotidiana, así como de la historia cotidiana y de guerra; traerá algo de esas muchas cosas que son adecuadas para pasar una hora de ocio de una manera agradable y, si es posible, instructiva.
  2. La “Stadt Gottes” también será una revista instructiva con el propósito de difundir conocimiento útil, particularmente de ese exaltado templo de Dios, que es la naturaleza. Dios nos ha colocado allí para que la naturaleza nos proclame su existencia, su grandeza, su sabiduría y todas sus cualidades exaltadas.
  3. La “Stadt Gottes” también será una revista religiosa, lo que significa que dará inspiración y enseñanza también en asuntos religiosos, y en este sentido quiere hacer un poco más de lo que hacen las revistas semanales ilustradas ya existentes.

Para su nueva revista, Arnoldo Janssen necesitaba la ayuda de escritores y poetas. Para atraer su cooperación, los invitó a traves de un artículo en el segundo número de Stadt Gottes a enviar sus novelas o poemas o lo que sea. No tenían que ser religiosos, pero no deberían oponerse al espíritu cristiano de la revista. Incluso las buenas bromas fueron bienvenidas.

El P. Arnoldo concluye este artículo con las palabras que podrían considerarse la declaración de misión de la “Stadt Gottes”:
“Querida Santa Stadt Gottes (Ciudad de Dios), ahora puedes comenzar a deambular por todas las regiones de Alemania. Que el Señor y su querida madre te ayuden a ser un fiel luchador por la verdad y la justicia, y que conserves en muchos corazones el amor por la santa religión y el gran Creador de todos los corazones. … “(p.15).

VI. EL ALMANAQUE DE SAN MIGUEL

La publicación de esta revista, la eventualmente  fuente de sustento más exitosa, fue sugerida al Padre Arnoldo por otro laico, el Dr. Kolbe de Berlín. Luego se convirtió también en el primer editor en jefe durante cinco años.
El Almanaque aparecía una vez al año; contenía información interesante, novelas y también para cada día del año daba información sobre el amanecer y el atardecer, la salida de la luna y el conjunto de la luna, las estrellas. Dio información litúrgica, inspiración espiritual, y todo eso en una página. Cada mes tenía su propia página, con la información mencionada para cada día.
Este calendario tuvo una circulación de 500,000 en 1900. En él también encontramos el primer anuncio de la fundación de su casa madre y congregación:
“Hace poco tiempo se fundó también una casa para misioneras. Ellas son hermanas que estarán activas en la casa de Steyl. Más tarde también trabajarán en las misiones extranjeras y allí trabajarán especialmente para las mujeres. Esta nueva casa para las hermanas estará bajo la dirección de la casa misional de San Miguel.
Además de las hermanas misioneras ya mencionadas, algunas hermanas serán aceptadas en la casa si lo ven como su vocación para tener una mayor y activa dedicación en las actividades de las mujeres y para rezar con especial celo por las misiones y la tarea general de la sociedad a Dios Espíritu Santo,  cuya adoración y veneración promovemos particularmente”.

VII. CASA EDITORIAL

En 1880, la prensa de la Misión también se ramificó en la publicación de libros. Su catálogo de 1885 enumeraba una docena de folletos de 16 a casi 100 páginas y tantos libros con 150, 300 y 500 páginas. Estas incluyeron narrativas históricas, varias biografías, literatura ascética y libros devocionales. Desde 1895 de 15 a 2 0 nuevos títulos fueron agregados cada año.

Todo esto estaba al servicio de la evangelización, así como  de una sólida base financiera para  la casa misional.

VIII. UNA PUBLICACIÓN ESPECIAL EN HONOR DEL ESPÍRITU SANTO

Durante el capítulo general de la SVD de 1884-1886, la Sociedad decidió enfatizar de manera muy especial la devoción al Espíritu Santo.
En honor a promover la devoción al Espíritu Santo a los lectores de su revista de misión “Kleiner Herz-Jesu-Bote”, Pequeño Mensajero del Sagrado Corazón, comenzó con la publicación de una publicación de 4 páginas, llamada “Komm, Heiliger Geist”. , hernieder! “- Desciende, Santo Espíritu.
El mismo P. Arnoldo lo publicó, escribiendo articulos él mismo o seleccionando otros para su publicación. Estas publicaciones fueron pensadas como suplementos al Pequeño Mensajero del Sagrado Corazón. El primero fue publicado en Pentecostés de 1887. Y luego los números  aparecieron en intervalos irregulares hasta junio de 1908.

B- LA INFLUENCIA DEL  APOSTOLADO DE LA COMUNICACIÓN DEL P.  ARNOLDO EL DESARROLLO DE LAS CONGREGACIONES FUNDADAS POR ÉL
I. ANIMACIÓN MISIONERA – PUBLICIDAD DE LA FUNDACIÓN DE LA CASA MISIONAL – VOCACIÓN – FINANZAS

Naturalmente, el P. Arnoldo quería antes que nada que se conociera el apostolado misionero de la iglesia; el Pequeño Mensajero hizo animación de la misión. Y luego quiso dar a conocer sus fundamentos y solicitar donaciones para ellos.
Con respecto al desarrollo de la casa misional de San Miguel, mantuvo a su público lector bien informado sobre su desarrollo espiritual y físico. Sigamos este desarrollo desde el principio hasta el 8 de septiembre de 1875.

  1. De la Decisión a la Terminación (Septiembre 1874-Septiembre 1875)
    Historia del lento desarrollo de la fundación

a. Información General

El P. Arnoldo le dio su información de una manera que era particular para él. En el segundo número del Pequeño Mensajero del Sagrado Corazón de febrero de 1874 escribió en una nota al pie: necesariamente le pertenece a la guía de Dios que él revela sus planes sólo gradualmente.
En sus artículos sobre la fundación de la casa misional, el P. Arnoldo fue exactamente de esa manera: permitió que sus lectores participaran de la forma en que Dios lo conducía gradualmente a comprender lo que quería que hiciera: primero informó a sus lectores sólo de manera muy general, y gradualmente, cuando reconoció los planes de Dios cada vez más, su información sobre la fundación de la casa misional se hizo más concreta. ¿Cómo llegó el P. Arnoldo a tomar la decisión de comenzar una casa misional? Responsable de eso fue el Prefecto Apostólico de Hong Kong, Raimondi.
En Pentecostés de 1874 había estado visitando al párroco de Neuwerk cerca de Mönchengladbach, Msgr. Dr. von Essen, que estaba interesado en comenzar una casa misional para los misioneros de China. Queriendo obtener información sobre la China para el Pequeño Mensajero del Sagrado Corazón de Jesús Arnoldo visitó y entrevistó a Raimondi en Neuwerk. Cuando el padre Arnoldo comentó que se decía que Alemania no tenía una casa misional para las misiones extranjeras, Raimondi le señaló que von Essen quería comenzar una y él, Janssen, debería formar equipo con él. Sin embargo, Janssen se negó. Raimondi luego visitó a Arnoldo Janssen en Kempen.

b. Decisión de Fundar la Casa Misional

Durante sus visitas en Kempen, Raimondi le sugirió al P. Arnoldo comenzar una escuela apostólica, que es una escuela que entrena a los misioneros desde el primer año de la escuela secundaria a través de la filosofía y la teología hasta la ordenación. Como dije hace poco, después de un discernimiento piadoso y profundo acerca de la voluntad de Dios para él. En septiembre de 1874, Arnoldo se convenció de que Dios lo había guiado en su vida de tal manera que él era el hombre adecuado para comenzar una escuela apostólica semejante a fin de capacitar a los misioneros. Dios se había encargado de que, como maestro, reuniera toda la experiencia necesaria para comenzar con una Escuela Apostólica semejante.

c. Septiembre y Noviembre 1874: artículos acerca de la futura Casa Misional

Como dije, él había tomado la decisión de comenzar una casa misionera en septiembre de 1874. Ese mismo mes reimprimió un artículo del Dr. von Essen en Neuwerk (el anfitrión de Raimondi) sobre la necesidad de fundar una casa misional.
En noviembre de 1874, escribe sus propias ideas sobre el inicio de una casa misionera alemana para misioneros alemanes. Y él ya hace su primera recaudación de fondos. Él escribe:
Les pedimos a nuestros lectores piadosos que ayuden con la oración y amando las donaciones tanto como les sea posible.
Es verdad, ser piadoso significa orar piadosamente; pero también para trabajar piadosamente con los talentos recibidos, hasta donde la situación [económica] lo permita. En una nota a pie de página, escribe: “Si alguien quiere confiarnos donaciones de dinero para este propósito, nos complacerá aceptarlas”. Si nada sale de la base, pondremos el dinero en el banco con interés”.

d. El Nombre de la nueva Casa Misional / Primeras Donaciones

En enero de 1875, escribe sobre las primeras donaciones para la nueva casa de misión, que ahora llama la casa de misión alemana – austríaca, estaba destinada a Alemania y Austria.
las donaciones provenían de Alemania y Austria, de todos los lugares donde se distribuía y se leía el PequenpLittle Messenger.

e. Febrero /Marzo / Abril 1875: Artículos explicando una ESCUELA APOSTÓLICA

Msgr. Raimondi le había sugerido que entrenara a sus misioneros desde el primer año de la escuela secundaria a través de la filosofía y la teología hasta la ordenación. Tales escuelas se llamaron ESCUELAS APOSTÓLICAS. Queriendo seguir esa sugerencia, el P. Arnoldo escribió artículos explicando tales escuelas apostólicas y su valor para el entrenamiento de misioneros en febrero, marzo y abril de 1875.

f. Marzo 1875: Información acerca de la Ubicación y el Nombre de la Casa Misional

En marzo de 1875 también informó a sus lectores que, debido a la Kulturkampf [guerra cultural], la casa misional debía fundarse en los Países Bajos y que ya había contactado al obispo [de Roermond]. Además, escribió que la casa misional debería tener a San Miguel como santo patrón.

g. Abril / Junio 1875: Artículos acerca de San Miguel Arcángel

Así que en abril y junio de 1875 escribió un artículo sobre San Miguel.

h. Mayo 1875: Nuevo Nombre de la Casa Misional y Oración a María por el plan de la nueva Casa Misional

En mayo de 1875 publicó una oración a María por la nueva casa misionera que en este mes por primera vez se llama “CASA DE MISIÓN ALEMANA – AUSTRÍACA – HOLANDESA para misiones extranjeras en conexión con un lugar de entrenamiento para educar a futuros misioneros”. Además, menciona el nombre de los obispos que ya le habían dado su apoyo.
Afortunadamente, informó sobre la bendición del Papa Pío IX para la nueva casa de la misión.

i. Julio 1875: Informe sobre la firma del contrato de compra de la Casa Misional en Steyl Conexiones Ferroviarias y sus horarios para llegar a la Casa Misional

En julio de 1875, informó que el contrato para comprar la nueva casa misional para Alemania, Austria y los Países Bajos se había firmado el 16 de junio. También describió muy claramente cómo la gente podía venir en tren desde Alemania a Kaldenkirchen, Venlo y finalmente a Steyl. Incluso da los horarios del tren: llegada a Venlo y salida de Venlo.

j. En agosto de 1875, escribió sobre la base espiritual de la nueva Casa Misional:

En agosto de 1875 el P. Arnoldo informó a los lectores de su revista el Pequeño Mensajero del Sagrado Corazón de Jesús que él y  sus primeros colaboradores se habían consagrado a la obra de la nueva misión el 16 de junio de 1875, el aniversario de la aparición del Sagrado Corazón de Jesús. a Margaret Mary Alacoque y que ese día se había firmado el contrato para comprar la casa misional. Él escribió:
La casa misional nunca olvidará su origen. De acuerdo con su propósito, la casa de la misión está dirigida a trabajar para el cumplimiento de las gratas intenciones del divino Sagrado Corazón de Jesús. Por lo tanto, este origen lo exhorta a expresar esto aún más claramente con la mención explícita del Sagrado Corazón de Jesús. Para demostrar que la casa de la misión trabajará para el cumplimiento de las intenciones del Sagrado Corazón, elige como lema las siguientes bellas palabras: Vivat cor Jesu en Cordibus Hominum – Que el Corazón de Jesús viva en los corazones de todas las personas.

k. Septiembre 1875: Informe sobre la apertura de la Casa Misional /requisitos para la admisión de estudiantes

En septiembre de 1875 informó sobre la apertura y el de la casa de la misión el 8 de septiembre. Publicó también todos los requisitos para ser aceptado como estudiante. Por ejemplo, cada candidato tenía que hacer la siguiente declaración que mostraba claramente qué cualidades tenía que tener un misionero.
Aquellos que querían convertirse en misioneros tuvieron que enviar documentos de solicitud. En su solicitud, el candidato tenía que declarar:
“Qué revistas había leído sobre el trabajo de los misioneros entre los pueblos paganos, ya que cuando tenía el deseo de convertirse en misionero, con qué frecuencia y por cuánto tiempo había estado enfermo, si se sentía capaz por el bien de Dios a aguantar calor, frío y otros sufrimientos y privaciones, y si estaba dispuesto a someterse a todas las leyes de la casa misional y entrenarse en la oración, en la obediencia y la paciencia para llegar a ser, con la gracia de Dios, un buen misionero “.
Después de la apertura de la casa de la misión, el P. Arnoldo siguió informando a sus lectores también sobre el siguiente desarrollo: sobre los nuevos edificios, sobre el aumento en el número de estudiantes, luego sobre las diversas misiones y el trabajo de sus misioneros: sacerdotes, hermanos y hermanas.
Muy importante fue para él dar al final del Pequeño Mensajero del sagrado Corazón de Jesús  una cuenta mensual de las donaciones que había recibido.

II. PARTICIPACIÓN DE LOS LAICOS

A través de las numerosas pequeñas donaciones y dos más grandes (una dote de las hermanas Pobres de Claire a través de la donación de una señora mayor que había trabajado como empleada doméstica y recibió dinero de sus empleadores), los laicos participaron en la fundación de la nueva casa misional  y en apoyarlo en los primeros años.
Pero gradualmente se vio que el financiamiento necesitaba un ingreso más regular. Y esa fue una de las razones para comenzar la imprenta de propiedad de la casa misional y la Holy Stadt Gottes, así como el almanaque de San Miguel.

La lista de suscriptores de las tres publicaciones de Steyl aumentó con la llegada de Bro Clemens Lanze en 1884. Inventó el sistema de los hermanos viajeros y los promotores voluntarios de las revistas de Steyl. De esa manera, los laicos se involucraron profundamente en el trabajo de la misión de Steyl a través del apostolado de los medios.

El sistema de los hermanos viajeros y los promotores funcionaba así:

Hermanos de Steyl (más tarde de otras casas de misión) irían de puerta en puerta en las ciudades y pueblos para solicitar suscriptores a las revistas entre los posibles lectores católicos. Luego se acercarían a alguna persona confiable en cada aldea o sección de la ciudad, y preguntarían si él o ella estarían dispuestos a distribuir las revistas a otros suscriptores en el vecindario cada mes, cobrar las tarifas y enviarlas a Steyl. La oficina de Steyl trataría directamente con estos distribuidores y no con los suscriptores.

Los Hermanos estaban en la carretera alrededor de la mitad del año y trabajaron en varias tareas en la casa misional durante los otros seis meses. También mantuvieron contacto regular con los promotores que distribuían las revistas. Los distribuidores o promotores eran buenas personas con mentalidad misionera que buscaban promover la causa de la misión llevando las revistas a los suscriptores. No hay otra manera de explicar cómo han perseverado durante años en una tarea que a menudo fue difícil, incluso ingrata e irreconocible, pero que contribuyó en gran medida al trabajo misionero de la Iglesia, así que nuestro historiador, el P. Bornemann escribe (ibid., P.160). Y aún hoy son alrededor de 10.000 mujeres y hombres que distribuyen las revistas; son cooperadores laicos o misioneros laicos en el mejor sentido de la palabra.

C- COMUNICACIÓN – UN APOSTOLADO OBLIGATORIO SVD
  1. La comunicación se ha establecido como uno de nuestros apostolados SVD en nuestras constituciones que son obligatorias para la SVD en todo el mundo.

La primera Regla impresa de 1891 se dividió en capítulos, reglas, constituciones y estatutos.
En el Capítulo 1, Regla 6, estatuto 1, leemos que los cohermanos deben apoyar a la iglesia en nuestro trabajo y oración a través de escrituras piadosas.

En el capítulo dos, Regla 2, Constitución  leemos: debemos trabajar para la conversión de los paganos, herejes e incrédulos. Y debemos hacer esto mediante la oración, la actividad a través de palabras y escritos.

Y en el estatuto 3 leemos:
Los buenos escritos también deben ser publicados. A través de ellos podemos también enseñar y amonestar a aquellos que aman muy lejos de nosotros. Además, las palabras se olvidan rápidamente, los escritos, sin embargo, permanecen. Sin embargo, los escritos y los discursos deben ser de tal clase que sean leídos o escuchados con alegría y de esa manera traigan fruto para la vida eterna. De esa manera podemos luchar contra los malos discursos y escritos que en nuestro tiempo se difunden tanto a través del espíritu mentiroso.

Las constituciones de 1898, 1995 y 1910 mencionan el apostolado de los medios. Las constituciones revisadas de 1977 dicen:
Para la preparación y la proclamación directa de la Palabra, para el fortalecimiento de la fe, para promover la animación misionera, trabajamos en el apostolado actualizado de los medios de comunicación.

Este tipo de trabajo en primer lugar no es para servir al éxito económico, sino a la profundización de la fe y a la animación misionera. Además, debe haber trabajo científico en el sentido más amplio.

El capítulo general de 2000 dio a la SVD el diálogo cuádruple y las dimensiones características, una de las cuales es la comunicación. El capítulo recomendó en ese momento:
“Alentamos la educación en medios y el uso de medios de comunicación para fomentar valores alternativos basados en las Sagradas Escrituras y un sentido de lo trascendente. Esto también contrarrestará el impacto frecuentemente negativo de los medios de comunicación, que a veces niega los valores religiosos y humanos. Además, las innovaciones como el correo electrónico y el Internet deberían explorarse como nuevos medios para proclamar el Evangelio. Deben establecerse sitios web SVD que ofrezcan una presencia evangelizadora en Internet “(Franz Josef Eilers, Communicating in Community, Una introducción a la comunicación social, Cuarta edición actualizada, Logos Publications, Manila, 2000, página 299).

II. COMUNICACIÓN SVD EN TODO EL MUNDO

PAÍSES BAJOS
El Almanaque de San Miguel había sido impreso en una versión holandesa desde el año 1880, gracias a un maestro de escuela jubilado en Venlo.
En 1907, Steyl se hizo cargo de la revista de misión holandesa “De Katholieke Missien” – Las Misiones Católicas. Esa vez sólo tuvo 500 suscriptores, pero pronto el número de suscriptores subió a 20.000.
Cuando la gente de Hitlers NS ocupó los Países Bajos, la publicación fue detenida. Se reanudó después de la guerra, pero se combinó con otra revista de misión holandesa en 1968.

ARGENTINA
En 1895, la SVD comenzó su propio periódico, un semanario político en idioma alemán, con un suplemento religioso dominical: “Argentinischer Volksfreund” (Amigo del pueblo argentino). Era una revista familiar que también traía historias de las misiones. Después de 66 años, la publicación se detuvo. Desde 1901 se publicó un semanario en español: “El Semanario”.

ESTADOS UNIDOS
El apostolado de los medios, la venta de las revistas de la misión de Steyl entre los inmigrantes alemanes fue la razón por la  que el Hno. Wendlin Meyer fuera el primer SVD de EE. UU.
Sin permiso del Padre Arnoldo, el primer superior SVD, el P. Peil, comenzó la publicación de una revista mensual alemana. En 1902 se llamó das “Amerikanische Missionsblatt” (“La revista de la misión estadounidense”). Pronto tuvo 10.000 suscriptores.
A partir de 1906 se publicó una revista familiar, similar a la Stadt Gottes, La Familia Cristiana. Existió hasta después de la Segunda Guerra Mundial.
Más exitosas que las revistas eran los pequeños folletos y panfletos. Millones de ellos recorrieron todo EE. UU.

CHINA (en Yenchowfu) – Imprenta

FILIPINAS – Publicaciones Logos

PNG

ZAIRE

GHANA.

III. SVD Publicaciones internas
  1. NUNTIUS SVD
    Se ha publicado desde 1906 en adelante para noticias y especiales como SVD con respecto a leyes, etc.
  2. Ordo Divini Officii SVD
    Contiene textos litúrgicos propios de la SVD, aniversarios de la muerte de SVD y SSpS y SSpSAP, jubileos de la SVD, días de fiesta de los superiores.
  3. Catalogus SVD
  4. Arnoldus Nota

Una respuesta

  1. Muy buen resumen del tema! En las biografías de san Arnoldo se puede encontrar una opinión que san Arnoldo no era buen predicador. Tal vez no era muy teatral en sus gestos y rebuscado en sus palabras, pero era un buen comunicador. Ante todo, porque tenía unos fines claros y una honestidad ejemplar a la hora de dar cuentas de la realización de los mismos a los lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ES

Welcome!
Sign up to receive new content in your inbox.
The subscription is a multistep process, so please check your email after you submit the form and follow the instructions.

We promise we’ll never spam! Take a look at our Privacy Policy for more info.

¡Bienvenido!
Suscríbase para recibir nuevos contenidos en su bandeja de entrada.
La suscripción es un proceso de varios pasos, así que revise su correo electrónico después de enviar el formulario y siga las instrucciones.

¡Prometemos que nunca haremos spam! Echa un vistazo a nuestra Política de Privacidad para más información.